5 claves para elegir un coche

5 claves para elegir un coche

Hay decisiones en la vida que son para pensarlas mucho:

  • Que carrera estudiar (si decidimos estudiar una carrera, claro)
  • Aceptar un trabajo o no (con 4 millones de parados no hay mucho que pensar. ¡Acéptalo!!!)
  • Dejar un trabajo (Ocurre cuando ya conoces bien a tu jefe)
  • Comprarte una casa o alquilar (Esto ya lo hemos tratado en este post)
  • Casarnos (si, aún hay gente que comete ese error)
  • Volver a casarnos (el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra)

Y la más importante:

  • ¿Qué coche comprar?

Bueno, no es la más importante. Pero económicamente es una decisión que tiene su importancia, y en la calidad de vida que tenemos. Según un estudio del INE se destina un 18% del presupuesto de una familia media en España a la compra del coche.

Lo primero que tenemos que pensar es ¿para que queremos el coche?

La respuesta a esta simple pregunta cambia totalmente el tipo de vehículo que vamos a comprar. Aquí vemos unos ejemplos de los motivos por los cuáles vamos a querer comprar un coche:

Depende del motivo real por el cual queremos tener un coche nuestras necesidades son totalmente diferentes. Vamos con la lista de 10 decisiones importantes a la hora de elegir el mejor coche para nosotros:

1.¿Necesito coche realmente? La inversión en comprar un coche está justificada siempre que recorramos mas de 10.000 km al año. El precio de un coche al año varía dependiendo de muchos factores como el tipo de vehículo, la marca, el combustible, si compramos un coche nuevo o usado…pero para un coche medio en España el precio por kilómetro al año está en 0,29€.

Para un coche que recorra 15.000km anuales. Estos gastos incluyen amortización del coche, revisión y mantenimiento, averías, gasolina, impuestos y posible parking. Suma un importe medio de 4.350€ al año. ¡¡¡Al día son 11€!!! Es mucho.

Pero si no disponemos de una buenas opciones para utilizar el transporte público todos los días es una buena opción comprarse un coche.

¿Que ocurre si hacemos menos de 10.000 km al año? En este caso el coste medio por kilómetro asciende a 0,44€ para un coche que recorra 9.000 km anuales.

El importe gastado en gasolina se reduce significativamente, pero se mantiene el resto de gastos no sufren variación, y dividimos el coste total del coche anual por 9.000 km en vez de 15.000km.

Por debajo de esta cantidad de kilómetros no se justifica económicamente tener vehículo privado. Salvo si tienes una pésima combinación de transporte público. En caso contrario se trata de un capricho, no una necesidad.

2.Nuevo o usado. Esta es la primera variable que tenemos que tener en cuenta cuando hemos decidido comprar un coche. La mayoría de las personas consideran el coche nuevo como primera opción.

Pero hay que tener en cuenta que un coche nuevo pierde un 18% de su valor al salir del concesionario. Además cada año que pasa pierde un 10% de su valor. Cuando el coche cumple cuatro años se ha depreciado en un 50%.

Aquí hay dos opciones claramente diferenciadas. Si quieres un coche nuevo porque te hace ilusión, porque quieres permitirte un capricho, o porque eres un fanático de los coches y lo llamas “mi hijo” adelante. En cambio, si quieres rentabilizar esa gran inversión lo más acertado es adquirir un vehículo km 0, seminuevo o segunda mano.

Kilómetro 0 o gerencia Son vehículos que están en el concesionario y ya están matriculados por algún motivo. Suponen un importante descuento con respecto a un coche nuevo y eliminas el problema de la pérdida de valor inmediata. Es una muy buena opción para comprar un coche de mayor calidad a un precio menor, o si tienes preferencias por una marca o un modelo.

Seminuevo Habitualmente son coches que no superan los 25.000 km. Se consigue un ahorro frente a un vehículo nuevo, pero pierde tiempo de la garantía respecto al Kilómetro 0, aunque sale mas barato. Interesante especialmente para ahorrarte algunos miles de euros eligiendo esta opción en vez de uno nuevo. También si quieres un coche nuevo pero no puedes permitírtelo.

Segunda mano Suelen ser coches a partir de un año de antigüedad y 25.000km. Aquí existe una gran variedad de coches. El mayor problema en este tipo de vehículos puede ser la falta de garantía si se compran entre particulares. Puedes encontrar coches desde 300€ para unos meses o un par de años, hasta coches prácticamente nuevos con 30.000 o 50.000 km a precios muy baratos.

Es el mercado para más perfiles distintos de compradores. Para los que necesitan un coche familiar, o quieren un deportivo pero se les va de presupuesto. Pueden encontrar opciones muy económicas los que buscan el segundo coche del hogar.

Es muy útil para comprar nuestro primer coche. Para los bolsillos mas cortos es la posibilidad mas interesante. Estos son los míos. Los que quieren ir del punto A al punto B. Y nada más.

Lo necesitamos todos los días y hacemos muchos kilómetros pero no nos interesan demasiado los coches. Simplemente que sea funcional, consuma poco, sea barato y tenga un mantenimiento asequible.

3. Financiación En el momento de elegir el coche que queremos es fundamental la forma de pagarlo. Tenemos dos opciones diferenciadas independientemente del precio del vehículo:

Pagar al contado. La opción en un mundo ideal, pero no en el mundo real. Para coches de segunda mano a un precio menor de 2.000€ o 3.000€ es utilizada. Importes superiores no se suelen pagar de esta manera.

Sólo es posible si conseguimos ahorrar una gran cantidad o planificar la compra con antelación. Por ejemplo: Terminamos de pagar los plazos para un coche, y en vez de gastarnos ese dinero en otras cosas, lo empleamos en ahorrar para nuestro siguiente coche. (Lo sé, es muy extraño hacer esto)

En casos de comprar un coche nuevo, ¡¡ Es más caro pagarlo al contado!! Esto ocurre porque para los concesionarios el préstamo por el vehículo es una forma de ganar dinero y prefieren financiártelo para ganar más.

Para evitar eso siempre, siempre, siempre que compréis un coche nuevo negociad con el concesionario. Que no os de apuro, es lo que ellos esperan siempre. Además es conveniente comprar el vehículo a final de año, los concesionarios que tengan que llegar a sus objetivos de ventas os harán mejores rebajas.

– Pagar a crédito. Lo más probable es que no hayamos conseguido (o querido) ahorrar para poder comprarlo. Aquí van unas pequeñas recomendaciones para evitar disgustos cada vez que nos lleguen los recibos.

1. Calcula el importe total del préstamo. Eso es lo que te cuesta el coche realmente. Por ejemplo: Precio del vehículo 18.000€. Pagado en cómodas cuotas de 278,24€ durante 84 meses. En total pagamos 23.372€, es lo que realmente nos cuesta realmente.

2. Calcula el interés del préstamo. En el ejemplo anterior es un TAE: 8,02%, he puesto un interés medio. Y aún así pagamos 5.372€ de intereses. Si el interés es superior al del ejemplo es para pensárselo mucho.

3. Ten en cuenta cuanto tiempo dura el préstamo. En nuestro ejemplo son 84 meses. ¡¡¡ Que son 7 años!!! Cuando llevemos el coche a pasar la itv todavía lo estaremos pagando como si fuera nuevo.

4. Cuidado con la entrada y la última cuota. En algunos casos se ofrecen cuotas mensuales más bajas siempre que se de entrada o una última cuota muy alta. En el ejemplo anterior puede financiarse el vehículo por 184,09€ en 49 cuotas.

Pero con una entrada de 4.168€ y una última cuota de 8.007,27€. En total pagamos 21.195,68€. Algo menor que financiando el importe completo. Pero tenemos que reunir 8.000€ y pagarlos de golpe en 49 meses. Si no es así, se refinancia la deuda a un interés superior. Así que mucho cuidado con esto. Si después de leer esto aún estas dispuesto a comprar un coche a crédito ¡¡¡ adelante!!! Ya no puedo disuadirte más.

4.Diésel o gasolina. Este es el ser o no ser en la compra de los coches. Dejando de lado los gustos de cada uno. Cada uno tendrá sus preferencias y elegirá el tipo de combustible que prefiera.

Si tenemos en cuenta la rentabilidad de cada combustible tenemos que analizar cuantos kilómetros realizaremos en el tiempo que tengamos el coche y si es nuevo o de segunda mano.

Para un coche nuevo de precio medio ( unos 14.000€), los diésel son unos 2.000€ mas caros. En cambio la diferencia entre los vehículos de segunda mano se estrecha. En coches de segunda mano con 100.000 kilómetros se reduce a unos 1.000€ de media la diferencia entre un gasolina y un diésel.

El precio de la gasolina es superior, un 12% actualmente. Es una gran diferencia. Además consume en torno a 1,2 litro/100km más que el diésel. Para que sea rentable la compra de un coche nuevo diésel con respecto a uno gasolina tenemos que recorrer unos 105.000 km.

A partir de ese kilometraje esta siendo más rentable la compra de un diésel con uno de gasolina. Si compramos nuestro vehículo y lo renovamos cada 4 o 5 años es tipo de combustible más rentable es gasolina.

Pero si lo utilizamos de 5 años en adelante (y recorremos más de 105.000 km), la mejor opción es un diésel. Si compramos un coche de segunda mano con de 8.000€ sería necesario recorrer sólo 55.000km con un diésel para que empiece a ser más rentable con respecto a un vehículo de gasolina.

5.¿Que tipo de coche necesitas? Es muy conveniente probar el coche antes de comprarlo. Ver si es el tipo de vehículo que queremos y si es suficientemente cómodo. Depende del uso que vayamos a darle necesitaremos un tipo de coche u otro. A veces nos dejamos llevar por nuestros gustos individuales pero no tenemos en cuenta nuestras necesidades y acabamos sufriendo por ello.

Veamos algunos ejemplos:

Potencia del motor. Hay una gran diferencia del consumo del vehículo entre utilitarios y deportivos. Ejemplo de error: Comprarse un coche con un motor grande y gastar demasiado en gasolina.

Capacidad del coche. Hay que tener en cuenta las personas que suelen viajar en el coche y los trastos que transportamos. Tanto capacidad para pasajeros como la carga de maletero. Ejemplo de error: Compramos un utilitario y tenemos problemas para caber la familia (este fue mi error, en mi descargo diré que lo compré antes de tener hijos). – Coste de mantenimiento. Cuanto más caro sea el coche, el precio del mantenimiento se incrementa exponencialmente. Ejemplo de error: Comprar un coche con un mantenimiento muy caro sin tenerlo en cuenta , y luego el bolsillo lo sufre.

Cuidado con los extras. Elegir los extras que vayamos a usar. Ejemplo de error: Elegir demasiados extras que no utilizamos, encarecen el precio del vehículo y su mantenimiento.

Si es posible ten estos detalles en cuenta. O no hagas ni caso y sigue tu experiencia.

Gracias por leer.



Si quieres vivir libre de deudas descárgate este ebook con los 7 pasos para eliminar deudas:

Los 7 pasos para eliminar tus deudas

Vivetudinero.com te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Ángela García como responsable de esta web.

Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales:gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Mailpoet. Ver política de privacidad (https://mailpoet.com/legal/privacy/).

Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@vivetudinero.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *